Mujeres STEM de éxito contra falsos estereotipos

0

profesor, alumno

Fomentar vocaciones científicas es esencial para crear nuevas generaciones de mujeres STEM. La UOC ha colaborado en un estudio que evalúa la efectividad de los modelos de referencia femeninos para impulsar la carrera tecnológica de las niñas. Las conclusiones han sido reveladoras. Durante los últimos 35 años ha aumentado la presencia de mujeres en el mercado laboral. Hoy ya representan un 52,5 %, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Sin embargo, la igualdad de género en el trabajo está lejos de ser una realidad. En ámbitos STEM (science, technology, engineering and mathematics o ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas), solo hay dos mujeres por cada 10 trabajadores. Esta infrarrepresentación aleja a las mujeres de acceder a posiciones de liderazgo. Asimismo, promueve la exclusión femenina de la transformación digital. También hace que haya menos modelos de referencia femeninos. Esto puede llevar a pensar, erróneamente a los niños y a los adolescentes que el talento y las competencias STEM son masculinos.

Mujeres STEM referentes

Milagros Sáinz, directora del grupo de investigación GenTIC (género y TIC) de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), ha demostrado en un estudio publicado en la revista Frontiers in Psychology que los modelos de referencia influyen en las preferencias de las niñas de los estudios STEM.

Las investigadoras han evaluado la efectividad de una intervención en 16 escuelas españolas, con 304 niñas de entre 12 y 16 años. La intervención estaba enmarcada dentro del programa de fomento de vocaciones científicas y tecnológicas Inspiring Girls.

Este programa recluta mujeres STEM de éxito para que den charlas en los centros educativos. El objetivo es evitar que se reproduzcan estereotipos de género y contribuir a que las niñas estudien grados de estos ámbitos. «Las niñas aprenden que ‘no se les dan tan bien las matemáticas como a los niños’ en torno a los seis años. Sin embargo, se interviene en secundaria, cuando tienen entre 12 y 17 años, porque es un momento crucial en el que eligen itinerarios académicos», explica Sáinz.

Desmontando los estereotipos de género

Las menores que participaron en el estudio tuvieron que responder cuestionarios antes y después de las charlas. Así, debían valorar afirmaciones como «a los chicos se les dan mejor las matemáticas» o «tengo talento para las matemáticas». La finalidad era analizar hasta qué punto las charlas de mujeres STEM de éxito mejoraban las creencias de las niñas.

«Observamos el efecto positivo de las sesiones a la hora de neutralizar el efecto negativo que tienen los estereotipos de género», destaca Sáinz. Así pues, según el estudio, exponer a las menores a ejemplos de mujeres STEM con éxito contribuye a fomentar el interés de las chicas por esos estudios.

Image Credits: stem.T4L, Unsplash

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here