‘Outplacement’: menos de 5 meses para encontrar empleo

0

trabajo, empleo, profesional, reunión, equipo

La búsqueda de empleo se está complicando en estas fechas. Para responder a las altas exigencias provocadas por la alerta sanitaria del COVID-19, las organizaciones se están viendo obligadas a  adaptarse a las necesidades actuales. En este sentido, además de los cerca de 4 millones de profesionales afectados por un ERTE, las compañías han duplicado su demanda de servicios de outplacement. El objetivo es reubicar a sus profesionales en otras empresas.

Recolocación para la búsqueda de empleo

En palabras de María José Martín, directora general de Talent Solutions, “los profesionales que han desarrollado un programa de recolocación han multiplicado por 3 su grado de confianza para afrontar los retos que supone un proceso de transición profesional o búsqueda de empleo. Así, han pasando de un grado de confianza de un 30%, antes de iniciar programa a un 90%, tras la finalización el mismo”.

¿Qué es el outplacement?

El outplacement o recolocación es un servicio que utilizan las empresas para ayudar a sus ex-empleados a reorientar sus pasos para encontrar un nuevo empleo. En muchas ocasiones es la propia empresa quien realiza esta tarea, aunque lo normal es que contrate a una empresa externa. Basándose en el perfil profesional de esta persona y analizando sus habilidades y expectativas, los orientadores le ayudarán a elaborar un plan de carrera.

La idea de este servicio nació en Estados Unidos, tras la II Guerra Mundial. Se buscaba con estas nuevas empresas reducir el periodo de desempleo de quienes eran despedidos. Al principio se denominó “decruitment”, como contrario de recruitment o contratación. También se llamó “dehired”, en las antípodas de “hired” o contratado.

Al parecer, el término outplacement fue usado por primera vez por George Hubber, dueño de una consultora en Nueva York, que en 1969 decidió ayudar a encontrar un nuevo empleo a los directivos que iban a ser despedidos por las empresas. En España, el artículo 51 del Estatuto de los Trabajadores habla de este servicio. “La empresa que lleve a cabo un despido colectivo que afecte a más de cincuenta trabajadores deberá ofrecer a los trabajadores afectados un plan de recolocación“. El plan deberá ser externo, realizado a través de empresas de recolocación o outplacement autorizadas. Dicho plan será diseñado para un periodo mínimo de seis meses. “Deberá incluir medidas de formación y orientación profesional, atención personalizada al trabajador afectado y búsqueda activa de empleo”.

Image Credits: @medienstuermer, Unsplash

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here