Cómo podemos afrontar el aprendizaje en casa este último mes de curso

0
aprendizaje en casa niños
Kelly Sikkema en Unsplash

El final del curso escolar nos pisa los talones en un contexto educativo, hasta ahora, inexplorado. El cierre académico, 2019-2020, coincide con un año azotado por la crisis del COVID-19, en el que las clases presenciales han sido suspendidas.

Los niños en etapas infantiles no solo deben adaptarse a esta nueva realidad en la que el concepto homeschooling se ha abierto hueco en todas las familias, a la fuerza. Además, debemos lidiar con una época en la que el buen tiempo impulsa las ganas de los más pequeños por jugar al aire libre, ensombreciendo su concentración en las actividades escolares e impidiendo que los horarios se cumplan.

Por todo ello, desde el Colegio Internacional, Hastings School, aportan unos consejos para poner el broche final al curso escolar sin que suponga un reto para nuestros hijos:

  1. Crear una rutina fija

La creación de una rutina fija en la que podamos asegurar la presencia de actividades que a los más pequeños les gusta practicar (les permitirá estar más tiempo concentrados). Para ello, lo ideal es crear un horario que podamos comentar diariamente de manera conjunta y otorgar a esta rutina el tiempo adecuado para desconectar.

2. Aprovechar bien el espacio

La creación de áreas en nuestros hogares que permitan aprovechar el espacio de forma efectiva para que los más pequeños puedan poner en práctica las habilidades específicas y objetivos que han aprendido. Estas áreas deben estar dotadas de los recursos que les permitan desarrollar tanto su compresión como otras destrezas que no dependen tanto de la supervisión de  adultos:

  • Área creativa en la que los estudiantes puedan inventar sus propias obras con variedad de materiales.
  • Rincón de lectura en el que puedan leer sus libros favoritos.
  • Área de construcción en el que los niños dejen volar su imaginación con juguetes de bloques de construcción.
  • Área del silencio donde nuestros hijos puedan acudir a relajarse, podemos emplear cojines y peluches para que se sientan más cómodos.
  • Y un Área de matemáticas y alfabetización para que nuestros hijos puedan realizar actividades con números, letras o sonidos fonéticos.

3. Actividades creativas

Asegurarnos que nuestros hijos realizan diariamente diferentes actividades tanto creativas, como otras más activas o aquellas otras que requieren mayor concentración.

4. La diversión, fundamental

La diversión en estos momentos también es fundamental, por ello, debemos afrontar esta situación como una oportunidad para valorar el tiempo y sentirnos afortunados por ver a nuestros hijos de cerca aprender y desarrollarse, sobre todo, en las primera etapas de su aprendizaje en la que no dejan de sorprendernos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here