Buena alimentación: el secreto está en los ‘coles’

0

alimentación, dieta, menú

Una buena alimentación es clave para nuestro bienestar. “Los primeros años nos brindan una oportunidad que no debemos desperdiciar para construir hábitos saludables, incluyendo la alimentación”, explica Marta Pérez Ximénez-de-Embún Subdirectora y Coordinadora de Salud y Seguridad del Colegio Europeo de Madrid. La buena alimentación juega un papel fundamental en la salud de los seres humanos, en su estado físico y emocional. “Por ello, la tendencia de apostar por unos hábitos alimenticios saludables y por un tipo de alimentación lo más equilibrada y sana posible”.

Para Marta Pérez, las familias y el colegio, son “imprescindibles para desarrollar estas costumbres. Por ello, más allá de inculcarles en casa unos hábitos saludables, es esencial que el colegio también forme parte del establecimiento de los mismos”. Así, es esencial que en clase se trabaje la importancia de una buena alimentación y una dieta sana. La fruta, las verduras, los cereales, la carne o el pescado deben convivir de forma equilibrada, bajo los parámetros de la pirámide alimenticia.

Claves para un menú escolar saludable

Marta Pérez Ximénez de Embún, Subdirectora y Coordinadora de Salud y Seguridad del Colegio Europeo de Madrid, nos brinda las claves de una buena alimentación, también en el comedor del cole.

Preparar los menús de la mano de un/a especialista

Es muy importante que cada menú escolar se prepare junto a nutricionistas y dietistas que puedan asegurarnos que el mismo será equilibrado y que, además, nos garantice que cada niño recibirá los nutrientes que necesita. La proporción de hidratos de carbono, proteínas y grasas es muy importante.

Apostar por la fruta y la verdura

Es esencial que, desde muy pequeños, incluyamos las frutas y verduras como alimentos con mucha presencia en su día a día. Es importante que tomen ambos varias veces de forma diaria. Por ello, desde sus primeras etapas debemos permitirles experimentar todos los sabores y acostumbrarles a los mismos porque, aunque los gustos cambian a medida que van creciendo, si se familiarizan con ellos desde pequeños, será mucho más fácil crear esa costumbre.

Apostar por los cereales

Consumir cereales en forma de pan, arroz o pasta es también muy importante buena alimentación en la etapa infantil. Aportando vitaminas, proteínas o minerales, entre otros nutrientes, serán una fuente de energía vital para los más pequeños.

Regular el consumo de carne y pescado

Se recomienda regular el consumo de carne y pescado tomando 2 o 3 veces a la semana carne y 2 o 3 veces a la semana pescado. También se recomienda no mezclar ambos en el mismo día. Estos alimentos los podemos completar incluyendo huevo en el menú semanal, un alimento rico en proteínas que tolera la mayoría de los niños y perfecto para completar una buena alimentación.

Dar otras opciones de alimentación

Desde los centros escolares también debemos pensar en los niños que siguen una alimentación vegetariana o vegana y, por ello, es importante que se dé la opción de poder disfrutar de un menú vegetal con platos variados, atractivos y sabrosos. Del mismo modo, tendremos que tener en cuenta las intolerancias alimenticias para ofrecer las opciones alternas a quienes las sufren.

Excluir la comida rápida y la bollería industrial

Por supuesto, esto es muy importante en el ámbito familiar y totalmente necesario en el escolar. Este tipo de comidas incluyen muchas grasas que no favorecen, bajo ningún concepto, a nuestro organismo. Por ello, es importante que los más pequeños lo vean como algo que está muy lejos de su día a día, algo momentáneo y que solo pueden comer a la larga para que, de este modo, aprendan a vivir sin la necesidad de consumirlo.

La comida artesanal y casera, ¡adiós a los platos precocinados!

Otro de los puntos indiscutibles en el comedor escolar es apostar por comida artesanal. Patatas peladas en la propia cocina del colegio, albóndigas o croquetas caseras, serán solo algunos ejemplos del tipo de comida por el que debemos apostar. Evitar al máximo los alimentos procesados y precocinados será primordial para ofrecerles una alimentación de calidad a los niños.

Comida rica y atractiva… ¡Conquistemos todos sus sentidos!

Sin duda, en las edades más tempranas y con el objetivo de que disfruten experimentando nuevos alimentos y sabores, es primordial ofrecerles platos atractivos, llenos de color y sabor que empiecen por conquistar su vista y acaben conquistando sus cinco sentidos.

Involucrar a la comunidad educativa en la elaboración del menú

La participación de los alumnos, sus familias y los profesores invita a una reflexión conjunta a través del diálogo que permite estar continuamente mejorando la oferta alimenticia y que todas las partes entiendan la elaboración del menú. Si seguimos estas pautas de alimentación y las complementamos con otros hábitos como un sueño adecuado, la actividad física regular y el trabajo en los valores de reflexión y responsabilidad, sin duda, estaremos promoviendo el bienestar físico y emocional de los más pequeños y su mantenimiento en la etapa juvenil y adulta.

Image Credits: Ella Olsson, Unslaplash

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here