Seis tendencias en tecnología educativa

nuevas tecnologías cloud computing tendencias tecnología educativa

La tecnología está cada vez más presente en las aulas. Sin ella, el aprendizaje en el siglo XXI resulta inconcebible. Nuevos métodos, dispositivos y aplicaciones perfilan un modelo de adquisición de conocimientos para el mundo que viene.

Todo lo que acontece en el mundo de la tecnología tiene su impacto directo en el sector de la educación. Aun así, los centros educativos avanzan a paso lento. Muy lento en algunos casos. Y esto genera preocupación, puesto que la educación se mueve a un ritmo infinitamente menor que el resto de la sociedad. Pero, si hablamos de alta tecnología, ¿cuáles son los enfoques prioritarios a tener en cuenta? En este artículo, desgranamos seis de ellos:

1. Experiencias de aprendizaje personalizado

Las metodologías y experiencias de aprendizaje nunca deberían ser iguales para todos, pero los sistemas educativos nunca han podido apostar por el aprendizaje personalizado debido a las múltiples limitaciones existentes. Sin embargo, gracias a las nuevas tecnologías educativas, podemos iniciar metodologías y experiencias personalizadas de enseñanza y aprendizaje en las infraestructuras educativas actuales.

Con los dispositivos e interfaces actuales, se puede programar el aprendizaje según las necesidades, preferencias y disponibilidad de cada alumno.

En lugar del enfoque único y generalizado, el desarrollo de aplicaciones móviles educativas desencadena una nueva forma de aprendizaje basada en la necesidad. Por ejemplo, un cirujano novel puede orientarse para un procedimiento crítico durante una operación a través de una aplicación móvil.

2. Cloud computing

Más que cualquier otra tecnología, la cloud computing (computación en la nube) abrió las puertas de la alta tecnología en la educación. La accesibilidad en cualquier momento y en cualquier lugar a la información almacenada en servidores remotos ‘in cloud’ hace posible acceder siempre que sea necesario a cursos y materiales educativos.

Los estudiantes podrán leer libros en la nube, realizar trabajos en equipo o resolver dudas a cualquier hora y desde el dispositivo que quiera. Además, estas aplicaciones han solucionado también el problema del almacenaje, especialmente a la hora de guardar y archivar contenido audiovisual.

3. Opciones de voz a texto

La gran mayoría de dispositivos y plataformas de aplicaciones vienen con asistentes virtuales y funciones como Siri de Apple. Estos asistentes inteligentes que responden a comandos de voz ayudan a que el aprendizaje sea más sencillo. Además, la función de voz a texto, que incluye la mayoría de dispositivos, hace que escribir y tomar notas sea todavía más cómodo y rápido.

4. Experiencias de realidad virtual y aumentada

La realidad virtual y la realidad aumentada han sido dos de los grandes impulsos que ha recibido la educación online. Gracias a ambas tecnologías, los estudiantes pueden obtener una experiencia de aprendizaje inmersiva sin necesidad de moverse de la silla.

Por ejemplo, ya es posible adentrarse en el espacio exterior reproduciendo un vídeo en 3D del espacio y visualizándolo con las gafas de 3D. Gracias a la realidad virtual, el alumno creerá estar flotando en el espacio mientras una voz le explica en detalle el Sistema Solar.

nuevas tecnologías realidad virtual

5. Impresión en 3D

La impresión en 3D, también conocida como creación de prototipos, permite a los estudiantes aprender con una experiencia tangible y física. Un alumno puede moldear fácilmente su idea de un objeto gracias a estas impresoras tridimensionales. Podrán dar forma a su imaginación. En cualquier centro educativo, una impresora de este tipo ayudará a los alumnos a impulsar su creatividad y a tener una experiencia práctica mucho más real.

6. Learning Analytics

Gracias al ritmo cada vez mayor de adopción de alta tecnología en el sector educativo, los datos de aprendizaje son cada vez más importantes para impulsar decisiones y facilitar los procedimientos en la toma de estas. El enorme volumen de información y datos que ya posee el sector da origen al análisis del aprendizaje, para poder así evaluar los resultados en cuanto a engagement, fricciones y rendimiento.

En el futuro cercano, podremos ver analíticas de aprendizaje que advertirán a los profesores y alumnos sobre ciertos temas. Asimismo, los sistemas de aprendizaje determinarán la forma en que los profesores transmiten la educación y los conocimientos a los alumnos. También impulsará la participación de los estudiantes en su propia educación.

En resumen, estos seis procesos están ayudando mucho a alumnos y profesores. Y es que, en definitiva, la tecnología les brinda una forma nueva y mejorada de interactuar durante el proceso de aprendizaje. 

Image Credits: Shutterstock.com

Entradas relacionadas

Hacer un comentario

Uso de cookies

Ediciones Peldaño, en cumplimiento del Reglamento (UE) 2016/679 General de Protección de Datos, le informa del uso en este sitio web de cookies propias y de terceros para mejorar nuestros, la experiencia del usuario, los servicios prestado y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias, mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que rechaza el uso de cookies, pudiendo producirse errores de navegación o problemas de visualización de determinados contenidos. Para más información, consulte previamente nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies