Ignacio Fernández, presidente de la Asociación de Consumidores y Usuarios Digitales de España (ACUDE)

0

Según un estudio sobre privacidad e identidad de la juventud en Europa realizado entre internautas con edades comprendidas entre los 16 y 40 años, los jóvenes europeos no protegen su privacidad en Internet. Y son los menores de 20 años los menos conscientes a la hora de poner información referente a su privacidad. Ignacio Fernández, presidente de ACUDE nos a algunas claves para prevenir los riesgos de los jóvenes ante internet.

Imagen Kike Rincón
Imagen Kike Rincón

—Para los menores y los jóvenes, ¿cuáles son los principales problemas de un espacio ‘sin fronteras’ como es Internet?

—El principal problema no viene por el potencial de acción que ofrece la Red y sus servicios, sino por la falta de una “educación del sentido común” en una época en la que no existe lo local. Todo es global y digital. Esto es, lo que hoy diga o haga, mañana puede verse en el otro extremo del mundo por todo tipo de personas.

Ese sentido común al que hacemos referencia, se basa principalmente en el conocimiento del principio de causalidad, donde todo tiene su efecto o, al menos, hay que se consciente de que puede tenerlo.

—¿Cuál es la situación en España con respecto al uso y el consumo de estos medios digitales?

—La consulta y obtención de información y creación de relaciones ha pasado del mundo real, donde se consultaban las enciclopedias y existían los centros sociales a una realidad donde la primera pantalla de información ha pasado a ser la del teléfono móvil y cada vez nos resulta más increíble que cualquier gestión no pueda hacerse vía Internet. El consumo está creciendo conforme la sociedad se va digitalizando. Y es algo que está ocurriendo de forma acelerada. Hoy más que ayer pero mucho menos que mañana.

—¿Se ha avanzado algo en el control del consumo de los menores de Internet?

—Desde las Administraciones e incluso desde el Parlamento Europeo se han empezado a tomar medidas que principalmente buscan el racionalizar los servicios. Pero de nada sirve crear una norma que obligue a las empresas a establecer controles,por ejemplo, de edad, si a la hora del registro cualquiera puede mentir sobre el año de nacimiento, sin que haya mayores consecuencias ni para el usuario ni para la empresa. Faltan herramientas, educación y voluntad política.

—¿Hay mucha diferencia respecto a otros países de nuestro entorno?

—No hay grandes diferencias, en general, vamos a la par. A la hora de legislar casos o usos concretos, si que ha habido Administraciones europeas que han sabido adaptarse de una forma más eficiente o rápida a la realidad digital como es el caso de Alemania, que ha conseguido que bajo sus leyes y en su territorio, determinadas empresas multinacionales almacenen y protejan los datos de sus usuarios. En el lado opuesto vemos como, en contra de los intereses de los usuarios y consumidores, y bajo el pretexto de la seguridad nacional, se socavan determinados derechos como el caso de Francia a raíz de los atentados.

—ACUDE ha desarrollado un proyecto de educación sobre el mundo digital. ¿En qué consiste?

—Actualmente tenemos desarrollados programas contra el ciberacoso y el sexting y estamos finalizando dos proyectos relativos a la lucha contra las comunidades que promueven la Anorexia y Bulimia y otro relativo a la protección propia y de los nuestros al utilizar herramientas online o navegar por Internet. Creemos que estos proyectos educativos, dirigidos y desarrollados por profesionales de alto nivel, son de alto valor para una sociedad que necesita formación en el ámbito digital, y qué mejor manera que empezar por los más jóvenes. Todos nuestros proyectos están enfocados a impartirse a partir de secundaria. Quiero aprovechar para hacer un llamamiento a todos vuestros lectores para que se unan a este esfuerzo de ACUDE, no solo haciéndose socios sino colaborando en la educación digital.

—También tratan fenómenos sociales de Internet como el ‘sexting’ o el cyberbullying’. ¿Qué medidas se pueden aplicar para paliar estas situaciones?

—En primer lugar la concienciación de los jóvenes a la hora de realizar determinados actos en ambientes no controlados, cuyas consecuencias pueden no ser obvias a simple vista, pero que ,si escapan de nuestro control, pueden tener consecuencias mucho más allá del momento, llegando a afectar incluso a la vida laboral en la época adulta. Por ello, proponemos un tratamiento integral no sólo de las víctimas y “verdugos” sino del conjunto donde se generan y promueven este tipo de comportamientos. Nuestros programas van dirigidos,por supuesto a los jóvenes, pero también se enfocan en los educadores, padres e incluso los círculos de amigos, que son los primeros espectadores de este tipo de acosos o que, al estar más cerca de las víctimas, son los que antes se podrán dar cuenta de determinados hechos y evitar dando aviso, que lleguen más allá de un mal rato/trago.

—¿Qué recomendación daría a los jóvenes respecto al uso de Internet?

—Uso del sentido común y no caer en la paranoia en su uso pero si ser precavido.

—¿Y a los padres?

—Educación hacia los hijos en el uso responsable y confianza. Confianza en sus hijos y confianza con sus hijos, para que, si llegado el caso, tienen algún problema, puedan pedirles ayuda o consejo.

Sobre ACUDE

La Asociación de Consumidores y Usuarios Digitales de España se crea para proteger a los consumidores y usuarios ante un nuevo panorama en el que determinados comportamientos o hechos no están suficientemente protegidos y no hay nadie especializado en ellos. Sus objetivos se centran en la protección integral de todos los ciudadanos y usuarios españoles allá donde lo necesiten en el mundo digital, colaborar con las instituciones en la creación de marcos de trabajo o comercio como es el Mercado Único Digital y asesorar en lo que haga falta para cumplir los objetivos de la Agenda Digital tanto española como europea.
Entre sus proyectos a medio plazo quieren potenciar que se oiga la voz de los consumidores y usuarios en todos los ámbitos en los que sea necesario, seguir colaborando en la construcción de una sociedad más justa y formada a través de nuestras campañas de sensibilización y alfabetización, y estar a disposición de todo aquel ciudadano o institución que lo necesite.
En cuanto a sus fuentes de financiación se basan en las aportaciones y colaboraciones de todos los que se sienten concernidos por el mundo digital, sus desafíos, amenazas y oportunidades, ya sean instituciones, empresas o particulares que quieren colaborar en estas tareas. En su web (www.acude.org) pueden darse de alta como socio, sin coste ninguno, o colaborar con tiempo o dinero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here