La natación y su influencia en el aprendizaje

0

La infancia y adolescencia son dos de las etapas más importantes para el crecimiento fisionómico y emocional de las personas. A lo largo de estos periodos el deporte desempeña un rol crucial ya que, constituye, no solo una valiosa herramienta para el desarrollo físico, sino que, también juega un papel fundamental a nivel psicológico, cognitivo y social.

Fútbol, baloncesto, balonmano, gimnasia rítmica… Como todos sabemos, existen una infinidad de actividades deportivas que practicar y muchas veces a la hora de escoger una de ellas nos preguntamos cuál es la más positiva para nosotros. Seguro que muchas veces hemos escuchado la típica frase de “la natación es uno de los deportes más completos que existe”. Ahora bien, ¿es esto realmente cierto? La natación, en vista de que es un deporte integral que favorece diversas funciones tanto orgánicas como psicomotrices del ser humano, al implicar el funcionamiento de gran parte de la musculatura, permite confirmar que esta actividad es uno de los deportes más beneficiosos que hay para el organismo.

Influye en el desarrollo de aptitudes psíquicas y neurológicas

Tal y como afirman los expertos, este deporte no solamente brinda bienestar al organismo, sino que también influye en el desarrollo de las aptitudes psíquicas y neurológicas de los individuos lo que le convierte en una actividad esencial para el aprendizaje. La natación y la adaptación al medio acuático engloban una serie de estímulos que ayudan a los niños en el desarrollo de sus habilidades motoras, afectivas y cognitivas, permitiendo aumentar su autoestima y la confianza en sí mismos.

Por otro lado, otra de las grandes ventajas de esta actividad es que, contrariamente a lo que sucede en otros deportes, la natación puede ser practicada desde edades muy tempranas. Por ende, debido a los cuantiosos beneficios que aporta, cada vez son más los centros educativos que incorporan en sus instalaciones deportivas espacios en los que poder practicarlo. En el caso del colegio Mirasur School, conscientes de la gran influencia que tiene la natación en el desarrollo integral de sus alumnos, ofrecen a sus estudiantes, a través de su programa ARETÉ, la posibilidad de conciliar su vida académica con la práctica de esta actividad deportiva.

El papel del profesor

Por otro lado, cabe destacar que, tal y como sucede en todos los deportes y en todas las asignaturas académicas, los profesores son el factor más importante del aprendizaje. Su papel es esencial para explotar al máximo el potencial de sus alumnos, no solamente a nivel físico sino también a nivel biopsicosocial. En el caso de los entrenadores de natación, su rol principal radica en su habilidad para canalizar las emociones del alumnado hacia el logro de objetivos individuales. Asimismo, requiere de un talento de liderazgo nato para motivar a su equipo y de una constante curiosidad de actualización en temas de acondicionamiento físico y métodos de enseñanza.

Un buen entrenador formador, debe entender y aceptar su función pedagógica, convirtiendo el aprendizaje en algo divertido. Su figura ha de servir como fuente inspiración a los estudiantes, motivándoles a comprometerse con la disciplina, a llevar una vida saludable y a trabajar en equipo. El profesor de natación debe saber comunicar a sus alumnos la importancia que tiene la colaboración entre todos, abordando la competitividad desde un enfoque sano y necesario para el desarrollo emocional de los alumnos, punto sumamente importante a nivel académico y en la futura vida laboral de los estudiantes.

A día de hoy, más que nunca, la natación se ha convertido en un poderoso instrumento pedagógico, educativo y formativo que ayuda a promover y fomentar, en todos aquellos que la practican, actitudes y valores positivos necesarios para la vida.

Iván González, Coordinador de Deportes
Mirasur School

Image Credits: Marcus Ng en Unsplash