Mascarillas obligatorias: ¿dónde, cuándo y, sobre todo, cómo?

0

COVID-19, coronavirus, pandemia, mascarilla

¿Mascarillas obligatorias? Hasta un nuevo cambio de idea, sí. El Ministerio de Sanidad así lo ha decidido, acordando con las Comunidades Autónomas que sean obligatorias al aire libre, siempre que no se puedan guardar los dos metros de distancia mínima que se recomiendan. Así, las mascarillas se convierten en elemento básico de la desescalada en nuestras calles, algo complicado con la subida de las temperaturas.

No es fácil ponérsela de forma adecuada por lo que muchos expertos se han apresurado a brindarnos consejos para ello. Es el caso de la multinacional de tecnología médica y de seguridad Dräger Iberia. Dionisio Martínez de Velasco, Managing Director de esta compañía explica: “Desde la aparición del coronavirus siempre han existido muchas dudas sobre cómo hacer un uso correcto de la mascarilla. Por eso, desde Dräger queremos ayudar, ofreciendo esta información básica que ayudará a evitar el riesgo de transmisión del virus entre la población”.

Tipos de mascarillas

Existen tres tipos de mascarillas, cada una con unas características específicas: por un lado, las mascarillas higiénicas, recomendadas para personas sanas y sin contacto con el coronavirus; por otro lado, las mascarillas quirúrgicas, aconsejadas para personas contagiadas, que están diseñadas para proteger a quienes están alrededor del portador; y, por último, las mascarillas autofiltrantes, que son equipo de protección individual y son las que ofrecen una mayor variedad. En este caso, existen otras tres subclases:

  1. FFP1, que frena al menos 78% de las partículas
  2. FFP2, que frena al menos 92% de las partículas
  3. FFP3, que frena al menos 98% de las partículas

Es importante saber que estas dos últimas, la FFP2 y la FFP3, ambas sin válvula de exhalación ya que a través de esta existe posibilidad de contagio, son las más recomendables frente al coronavirus, porque sirven para evitar contagiar y contagiarse. La FFP1, por su parte, filtra de la misma manera que las FFP2 y FFP3; pero con un porcentaje menor de eficiencia.

Las mascarillas autofiltrantes tienen que cumplir con unos requisitos esenciales recogidos en la normal europea EN149. En ella se establecen las características mínimas de los equipos de protección respiratoria para poder usarse con total garantía, como son la resistencia respiratoria, a los golpes, a la llama y a los productos de limpieza y desinfectantes.

Mascarillas obligatorias: Claves para ponérnoslas correctamente

Para minimizar el riesgo de contagio del coronavirus es básico colocarse la mascarilla de forma correcta. Por eso, desde Dräger ofrecen esta serie de recomendaciones:

  • No desde 0. El usuario debe estar familiarizado con su manejo antes de usarla.
  • Nunca de la parte central. Coger la mascarilla por los extremos.
  • Manos limpias, limpias: Lavarse siempre antes y después, en caso de recolocarla.
  • Tiempo límite. No usar las mascarillas más de cuatro horas.
  • ¡A cambiar! La mascarilla debe ser desechada si está dañada o si la respiración se vuelve difícil.
  • Ojo a los espacios cerrados. No utilizar las mascarillas de filtrado en espacios confinados o en áreas con gases o vapores peligrosos.
  • No con barbas o piercings. Pueden impedir la estanqueidad entre la cara y el sello facial de la mascarilla, por lo que no se pueden utilizar.

Image Credits: Ani Kolleshi, Unsplash

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here