Mediación y colaboración con las familias, claves para atajar el acoso escolar

Acoso escolar

Vía Shutterstock

La mediación, la implicación de todo el cuerpo social y el fomento de la educación de los más jóvenes de la mano de las nuevas tecnologías, son tres piezas claves para atajar el acoso escolar. Esas son las principales conclusiones de la mesa redonda sobre Violencia Juvenil y Acoso Escolar celebrada en el I Foro Mundial sobre Violencias Urbanas y Educación para la Convivencia y la Paz, un encuentro moderado por el periodista Hilario Pino.

Expertos de distintos ámbitos, desde las instituciones y organismos oficiales hasta los propios estudiantes se han dado cita para compartir su experiencias y, sobre todo, arrojar algo de luz a un problema, el de la violencia en las aulas, que en los últimos años ha ido haciéndose cada vez más patente y que, en ningún caso, puede considerarse un conflicto coyuntural y pasajero. “Necesita  una actuación continuada y permanente, que no atienda a épocas ni aparezca o desaparezca en función de la alarma social y de los intereses políticos”. Lo ha dicho de forma tajante Pedro Uruñuela, presidente honorífico de la Asociación CONVIVES. Según los datos que ha ofrecido, “el 4% de los jóvenes sufre acoso escolar en un entorno que para ellos debería  ser casi tan seguro como su hogar”. Es una cifra que confirma la necesidad de “eliminar el maltrato y educar en una convivencia positiva permanente, ya que un solo caso de maltrato justifica la intervención”.

En palabras del propio Uruñuela, los educadores deben apoyarse en las nuevas tecnologías que han de convertirse en aliadas de jóvenes y educadores y nunca  ser vistas como un problema. “Está creciendo el acoso a través de las redes sociales. Por ello es fundamental trabajar la prevención y enseñar a utilizar esas redes en positivo, mostrando a su vez los riesgos de las mismas. Pedimos que se ponga fin a la prohibición de elementos tecnológicos en las aulas, ya que la solución no es prohibir, sino educar”, ha destacado Uruñuela.

Una opinión compartida por Mathieu Damian, director de la Escuela de la Paz de Grenoble, Francia. “Estamos haciendo un experimento que consiste en permitir que los alumnos utilicen Facebook en las aulas. Se les crean unos perfiles, controlados por nosotros, para así poder explicarles cuál debe ser el funcionamiento correcto de dicha red social”, ha explicado Damian. Junto a Uruñuela y Damian, también han estado Ary José Vanazzi, alcalde de Sao Leopoldo, Brasil; Maria Gladys Valero Vivas, directora del Instituto para la Economía Social de Bogotá, Colombia; Philippe Rio, alcalde de Grigny, Francia; así como otros ponentes, entre los que se encontraban dos alumnos del IES San Isidro de Madrid, que forman parte del grupo de mediadores de conflictos del centro.

Entradas relacionadas

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies