El doble grado se posiciona en el sistema universitario

Los jóvenes españoles lo tienen claro: para hacerse valer en un mercado laboral tan competitivo han de destacar por encima del resto. Por eso, cada vez son más quienes eligen la opción de estudiar un doble grado. En uno o dos años más de estudio, obtienen una doble titulación que les abrirá con más garantías las puertas del empleo. Y las universidades lo saben, por eso han triplicado su oferta en apenas unos años

Con un mercado laboral tan complicado, donde el paro juvenil ronda el 50%, estudiar un doble grado puede ser una buena opción para ser más competitivo a la hora de encontrar empleo. Esta opción suele estar formado por dos titulaciones de la misma rama de conocimiento, por lo que tienen asignaturas en común. Un solapamiento de materias que hace posible obtener dos grados oficiales sin tener por ello que estar matriculado el doble de tiempo.

Con el paso de los años, las universidades tanto públicas como privadas han aumentado considerablemente su oferta, pues cada vez son más los estudiantes que prefieren pasar cinco o seis años en la universidad y salir con dos titulaciones. Actualmente, según la web del ministerio, en España existen 789 titulaciones de doble grado oficiales (345 en 2014), por las 3.217 de grado único.

Y es que, frente a la necesidad de abarcar mayores campos de conocimiento y estar mejor preparado, las universidades españolas han visto esta opción académica como una solución de futuro. Ya en 2012, la Universidad Vanderbilt de Tennessee, publicaba un estudio donde demostraba que la capacidad crítica y resolutiva de sus estudiantes mejoraba gracias a la formación en distintas disciplinas. Desde entonces, la oferta no ha dejado de crecer.

estudiantes dobles grados

Muy solicitados…

El curso pasado, las dos carreras más solicitadas en nuestro país fueron el doble grado de Matemáticas y Física de la Universidad Complutense y el doble grado de estas mismas titulaciones en la Universidad de Sevilla. A su vez, ese doble grado en la Complutense ha sido, con un 13,45, el que ha exigido este curso mayor nota de corte para acceder de toda España. Un primer puesto que mantiene desde el año 2012, curso en que superó a la carrera de más difícil acceso por excelencia, Medicina.

Desde entonces, la nota de este doble grado, tanto en la Universidad Complutense como en otras universidades de España, ha ido creciendo año tras año, sin ceder nunca la primera posición. Así, al 13,45 que piden en la Complutense, le sigue el 13,292 que piden en la Universidad de Sevilla o el 13,08 que piden en Santiago de Compostela.

Pero no es el único. El doble grado de Relaciones Internacionales y Periodismo en la Universidad Rey Juan Carlos o el de Estudios Internacionales y ADE de la Carlos III con un 12,92 y un 12,83 respectivamente, aún están por encima de la nota de acceso a grado único más alta de este curso, el 12,819 que pedían para acceder a Medicina en la Autónoma. Por detrás, y sin bajar nunca de un estratosférico 12,60, se encuentran los dobles grados de Ingeniería Informática y Matemáticas en la Complutense, el de Estudios Internacionales y Derecho en la Carlos III, el de Física e Ingeniería Electrónica en la Universidad del País Vasco o el de Traducción e Interpretación Inglés-Francés e Inglés-Alemán en la Universidad de Las Palmas.

…y muy difíciles

A pesar de que son los grados más solicitados, no podemos olvidar su gran dificultad. Estudiar un doble grado no es un camino de rosas. Como bien explican en elblogsalmon.com, cualquier carrera tradicional son cuatro años y unos 60 créditos por año. Sin embargo, los grados dobles durante entre cinco y seis años y el número de créditos por curso rara vez baja de 70. De hecho, en un grado normal suelen estudiarse unas cinco asignaturas por semestre —o tres-cuatro por cuatrimestre—; en un doble, nunca bajaremos de las seis asignaturas por semestre. Esto equivale a 300 a 380 créditos a lo largo de la carrera, frente a los 240 de los grados únicos. Y más asignaturas implican más apuntes, más temario, más organización y, cómo no, más dinero, pues los créditos hay que pagarlos. En definitiva, un desafío mucho mayor para el estudiante.

Hospitality Leaders Week

No todos son iguales

Asimismo, a la hora de elegir el doble grado de tus sueños tienes que estudiar muy bien las diferentes ofertas que existen, pues no todas las universidades se organizan igual. El principal problema con el que pueden encontrarse estos alumnos es el solapamiento de asignaturas. Por eso, como mínimo, tienes que tener claro que existe coordinación entre asignaturas, tutorías y prácticas. Hay universidades incluso que coordinan también las fechas de exámenes y entregas de trabajos entre los dos grados para evitar picos de trabajo en la medida de lo posible.

Además, el estudiante que se apunte a los pupitres del doble grado debe conocer con precisión los títulos reales que podrá incorporar a su currículo. Hay algunos centros, sobre todo privados, que bajo ese formato doble a veces solo ofrecen un título mixto o la unión de un título oficial y otro propio, o bien un título oficial y un curso complementario. Por eso, es importante buscar en la web del Ministerio de Educación y comprobar si el doble grado elegido es PCEO: Programación Conjunta de Enseñanzas Oficiales.

Image Credits: HTSI

Entradas relacionadas

Hacer un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies