Proyecto eDuo de Fundación Exit: en la empresa, desde el día 1

0
fundación exit estudiantes grado medio
Foto: Shutterstock.com

“En Fundación Exit hemos implantado un nuevo modelo de intervención en Grado Medio para aumentar el número de jóvenes vulnerables que acaban el curso, implicando a las empresas en el proceso formativo del joven a través de metodologías de innovación educativa como el Design Thinking, la mentoría grupal y las masterclass”, explican los responsables de este proyecto.

A lo largo del año, los participantes recibirán Masterclass, sesiones impartidas por voluntarios de empresa, con contenido novedoso y de impacto, que permitirá a los jóvenes descubrir el sector, la empresa y la profesión.

El modelo eDuo de la Fundación Exit, vio la luz en 2011, apostando por la alternancia de la formación en el centro educativo con la formación en la empresa dentro de la Formación Profesional (FP). “Lo iniciamos en plena crisis, a raíz de constatar que las empresas nos decían que los puestos de trabajo de menor cualificación tendían a desaparecer y que el empleo del futuro requeriría, como mínimo, una FP de Grado Medio”, añaden desde la Fundación. ”De estos años hemos sacado varios aprendizajes que, unidos a un mayor conocimiento del sistema educativo, a la llegada de la Formación Profesional Dual y a la puesta en valor de las palancas de nuestro modelo, nos han permitido reformular el proyecto con varios objetivos. Por un lado, existe un gap importante entre las necesidades formativas de las empresas y la formación real de las personas. Por otro lado, según entrevistas mantenidas con las Consejerías de Educación de la Comunidad de Madrid y de Cataluña, existen Grados Medios que se quedan con plazas vacías a pesar del interés de las empresas por contar con técnicos formados en estas especialidades. Además, alrededor del 50% de los alumnos abandonan sus estudios durante el primer curso de Grado Medio, la mayoría de ellos durante el primer trimestre. Con este modelo, Exit propone una fórmula para que todas las partes implicadas, salgan ganando:

  • Para la empresa: es una magnífica oportunidad para conocer y atraer talento, formar una cantera de futuros trabajadores para el sector y promover el desarrollo competencial de sus actuales empleados.
  • Para el centro educativo: esta iniciativa le permitirá alinear su formación con la realidad del mercado laboral, completar el currículum del aula con el expertise de la empresa, así como minimizar el abandono prematuro escolar.
  • Para los jóvenes: mejorarán su motivación con la figura del mentor y grupo de iguales, aumentarán su empleabilidad al recibir formación directa de la empresa y ampliarán su orientación por el conocimiento del mercado laboral.

Image Credits: Shutterstock.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here