Cómo detectar y evitar el ciberacoso en el colegio

0

Cada mes de septiembre, los padres emprenden la misma rutina: comprar los libros de texto, ajustar los uniformes para el colegio y convencer a la mayoría de los chavales de que, aunque las vacaciones son divertidas, ha llegado la hora de regresar a las aulas. Sin embargo, en los últimos años se ha añadido una preocupación para muchos padres: la posibilidad de que sus hijos sufran algún tipo de ciberacoso en el colegio.

Acoso escolar

Con el objetivo de intentar ayudar a los padres a detectar si su hijo está siendo víctima de algún ciberacosador, ESET España ha recopilado una serie de síntomas que suelen desarrollar los menores afectados para así poder detectarlos y evitar que la situación empeore:

  • Cambios de humor y respuestas inadecuadas: en muchas ocasiones, los propios cambios hormonales de la edad conllevan un clima de enfrentamiento con los padres que no tiene mayor importancia, pero es buen momento para indagar si, tal vez, existe algo detrás de ese comportamiento.
  • Desaparición del mundo online: una de las formas de comunicación más importantes para los jóvenes hoy en día es a través de redes sociales. Si nuestro hijo elimina sin motivos aparentes sus perfiles en Internet es probable que esté huyendo de algo.
  • Abandono de las relaciones personales en el “mundo real”. De nuevo, la adolescencia es sinónimo de cambios y los chavales pueden querer aislarse de la familia pero si también se separan de su círculo de amistades y se recluyen en su habitación –sin interactuar tampoco en redes sociales-, tal vez merezca la atención de los padres.
  • Cambios físicos inesperados como pérdida de peso, estrés o falta de sueño son también síntomas de que algo no va bien. Si, además, fingen enfermedades para no ir al colegio de forma frecuente puede que lo que el niño esté haciendo es evitar a sus acosadores en el centro educativo.

Desde ESET se recomienda que se proporcionen todos los medios posibles a la víctima para averiguar el motivo del acoso y frenarlo. Los colegios deberían poder habilitar servicios de mensajería anónima para que lo utilicen no sólo los alumnos que sufran este problema sino cualquier chico que observe un comportamiento inadecuado en algún compañero.

En muchas ocasiones, los profesores no se dan cuenta de que existen niños sufriendo acoso en sus clases porque la tecnología ha permitido que los ataques se produzcan fuera del entorno escolar y sin contacto físico entre el acosador y la víctima”, asegura Josep Albors, director del laboratorio de ESET España. “Por eso, es fundamental que los padres estén atentos a los comportamientos que puedan tener sus hijos cuando utilizan el móvil, la tablet o el PC y explicarles claramente qué medidas tomar para evitar sufrir este tipo de acoso. También es importante que pidan a los centros educativos que formen a los estudiantes y profesores  para evitar estas agresiones entre compañeros”.

Image Credits: Shutterstock / Marcos Mesa Sam Wordley

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here