Un ‘homeless’ en Cambridge

Geoff Edwards cambridge homeless

Se llama Geoff Edwards, tiene 52 años, y ha pasado media vida en la calle, muchos de ellos vendiendo Big Issue, un periódico de calidad que logra recursos para quienes menos tienen. Confiesa que aún se está haciendo a la idea, perseguido por periodistas día y noche que quieren escuchar de sus labios esta extraordinaria historia de superación.

Cuando se mudó a la ciudad de Cambridge su mirada no se dirigió, ni por asomo, hacia su famosa Universidad. Sí había acariciado la idea, pero apartaba rápido ese pensamiento seguro como estaba de no poder alcanzarlo jamás. “No puedo decir que sea lo que siempre soñé porque nunca lo pensé”, ha afirmado según recoge The Guardian, “pero tras haber vivido en esta ciudad durante un tiempo, tener la oportunidad de atravesar finalmente esas puertas es un privilegio”. Nadie de su familia ha ido a la Universidad. Sus amigos tampoco y su entorno, menos. Sin embargo, los libros siempre han sido sus compañeros de vida. Una vida dura en la que no han faltado privaciones de todo tipo de las que hoy se hacen eco los tabloides ingleses. Sin trabajo, sin casa, solo y angustiado, las bibliotecas siempre fueron su refugio.

La escuela no era lo suyo y muy pequeño abandonó los estudios para trabajar en granjas hasta que la crisis hizo mella en su vida y en la de miles de empleados temporales. Buscando un destino mejor llegó a la ciudad en la que ahora va a estudiar. Cuando tuvo suerte, vivió en una casa okupa; y cuando no, a la intemperie, pero eso sí, acompañado de los mejores:  Jack Kerouac, William Burroughs o John Steinbeck fueron sus compañeros de andanzas o como él prefiere decir, “la manera más brillante de escapar”.

Hace tres años decidió dar un paso más y se apuntó a un programa del Cambridge Regional College. Sus buenas notas, su empuje y su talento hicieron el resto. Un profesor le animó a solicitar su ingreso en Cambridge y el resto es historia. No estará solo: una de sus compañeras, Jannah Abdulayem, de 25 años, llegó de Siria hace tan solo seis años y hoy ha sido elegida para estudiar en esta prestigiosa institución.

La historia de estos dos nuevos estudiantes ha conmovido especialmente al tratarse de una Universidad exclusiva, que últimamente había recibido críticas feroces por haber endurecido sus condiciones de entrada, creando una barrera económica y social muy difícil de saltar.

Entradas relacionadas

Hacer un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies