Los robots llegan para quitarnos el trabajo…

Los robots llegan para quitarnos el trabajo…

A principios de año saltaba la noticia: una fábrica en Dongguan, China, dejó en la calle al 90% de sus 650 trabajadores porque  los sustituyó por robots. El otro 10% solo se quedó para garantizar que los robots estaban a punto, listos para hacer el trabajo que habían “robado” a sus compañeros.

Cuando parecía que la cosa no podía empeorar, lo hizo. Según los responsables de la fábrica, su productividad aumentó un 250% y sus defectos de fabricación descendieron del 25% al 5%. El escenario apocalíptico estaba, una vez más, ante nuestros ojos. Ni siquiera los más optimistas pudieron abstraerse…

Como señaló The Economist, “en la Revolución Industrial, los tejedores artesanales fueron barridos por el telar mecánico. En los últimos 30 años, la revolución digital ha desplazado muchos de los trabajos de mediana habilidad que respaldaron la vida de la clase media del siglo XX. Se ha prescindido de mecanógrafos, cajeros de bancos y muchos empleos en la línea de producción”.

El problema no es tanto la sustitución de los empleos por robots, sino la preparación de las personas para la llegada de estos. Para The Economist, el verdadero reto es lograr que la sociedad sea más productiva y sus habitantes tengan más bienestar, pero también de que las personas más expuestas no se queden atrás, al tiempo que se conserven valores como la dignidad inherente al trabajo y a los seres humanos

La pregunta es en qué empleos tiene el hombre asegurado su empleo y en cuáles puede echarse a temblar. Según un estudio de la Universidad de Oxford, “los ordenadores son mejores sustitutos de los seres humanos en tareas rutinarias que en tareas no rutinarias; y a mayor intensidad de la rutina, se aumenta la productividad marginal”.

Según esto, los robots nos reemplazarán en tareas rutinarias y de precisión, pero donde tenga que reinar la creatividad, la imaginación, el raciocinio, aún les llevaremos ventaja. ¿Hasta cuándo? Solo los expertos de inteligencia artificial lo saben…

De momento, nos quedamos con los datos de Oxford que afirman que los expertos en ventas, trabajos de oficina y apoyo administrativo, servicios y producción lo tienen más complicado que los educadores, los que se dedican a las artes y los medios, la Medicina y la salud, la tecnología, las ciencias y las ingenierías o la gestión y las finanzas.

Tras estudiar más de 700 empleos diferentes, los autores del estudio llegaron a la conclusión de cuáles eran los trabajos más seguros ante la llegada de la robotización y cuáles los que implicaban mayor riesgo…

Muy difíciles de sustituir

  • Terapeutas Recreativos
  • Supervisores de mecánicos, instaladores y reparadores
  • Directores de Administración de Emergencias
  • Trabajadores Sociales de Salud Mental y abuso de sustancias
  • Audiólogos
  • Terapeutas Ocupacionales
  • Ortopedistas y Protésicos
  • Asistentes Sociales de la Salud
  • Cirujanos Orales y Maxilofaciales
  • Supervisores de Bomberos
  • Dietistas y Nutricionistas
  • Gerentes de Hospedaje
  • Coreógrafos
  • Ingenieros de Ventas
  • Médicos y Cirujanos

Muy fáciles de sustituir

  • Auxiliar de Oficina
  • Agente de Bolsa / Corretaje
  • Agente de Reclamo y Procesamiento de Seguros
  • Ensambladores y ajustadores de dispositivos de tiempo
  • Capturista de Datos
  • Técnico de Biblioteca
  • Auxiliar de apertura de cuentas
  • Empleado de procesos fotográficos y operador de máquinas de procesamiento
  • Auxiliar o capturista de impuestos
  • Agente de Carga y Envíos
  • Reparadores de Relojes
  • Suscriptores de Seguros
  • Técnicos Matemáticos
  • Costurero manual
  • Vendedor telefónico

Para nuestra tranquilidad, los responsables del estudio nos hacían saber que el que un empleo apareciera en el listado de sustituibles, no quiere decir que vaya a desaparecer completamente, sino que la automatización reducirá la necesidad de mantener el número actual o histórico de empleos del perfil.

Por ejemplo, si en una organización de un país desarrollado antes había un auxiliar de oficina por cada tres empleados, ahora es posible que haya un auxiliar de oficina por cada 75 empleados. ¿No os asusta?

 

Image Credits: Shutterstock.com

Entradas relacionadas

Hacer un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies