La mitad de los jóvenes cree que ganará más de 1.500 euros

0

Un trabajo para toda la vida. El sueño de cuatro de cada 10 jóvenes estudiantes con edades comprendidas entre 15 y 18 años es convertirse en funcionario. Así se desprende del estudio “Perspectivas de los alumnos de enseñanzas medias sobre empleabilidad futura y mercado de trabajo”, que cada año realiza la Cámara de Comercio de Sevilla y su centro universitario EUSA.

En esta sexta edición nos acerca a las perspectivas laborales de estos jóvenes, justo antes de tomar la decisión profesional más importante: qué estudiarán para ser quiénes quieran llegar a ser. Un poco más allá, este año el informe ha incidido en qué esperan los más jóvenes de su futuro profesional: qué salario creen que ganarán, cuál será la categoría laboral que alcanzarán o cuánto tiempo van a tardar en encontrar trabajo.

También se han analizado sus necesidades y carencias de información sobre el mercado laboral y las diferentes formas de empleo, su actitud y creencias ante el proceso de búsqueda de empleo, el papel de las familias en la toma de decisiones, la implicación de los centros escolares en la transmisión de información y el fomento de la cultura emprendedora o sus opiniones acerca del mundo empresarial.

salario jóvenes 1500 euros dinero

Sorprende que para los encuestados, los empresarios son los “trabajadores” mejor valorados, con 3,89 puntos sobre 5. Tras ellos, los funcionarios, con 3,60. Frente a estos datos, sorprendentemente, solo el 31,6% quiere ser empresario y un 42,9% preferiría ser funcionario. Los autores del estudio destacan este año la indecisión de los jóvenes al responder: un 74,6% no sabe por qué elige lo que elige. Menor responsabilidad y menor riesgo son dos de las razones más esgrimidas.

Son optimistas: un 63,3% de los encuestados cree que encontrará un empleo “en lo suyo” y un 67,4% cree que lo hará en menos de un año. Además, el 50% se ve en la cúspide del organigrama como directivo, alto cargo o por lo menos, mando intermedio. El salario que esperan ganar ha acaparado decenas de titulares en la prensa: casi la mitad, un 49,4% cree que ganará más de 1.500 euros y un 15% más: entre 2.000 y 3.000 euros. La realidad se ocupa del jarro de agua fría que despertará a estos optimistas: el sueldo medio para jóvenes menores de 25 años no llegaba a 720 euros. Menos mal que la mayoría está dispuesto a cobrar un salario menor que el mínimo interprofesional. La mejor noticia del estudio la brinda la disponibilidad a la movilidad laboral: un 86,9% haría contento las maletas para trabajar mas allá de nuestras fronteras.

Un trabajo para toda la vida. El sueño de cuatro de cada 10 jóvenes estudiantes con edades comprendidas entre 15 y 18 años es convertirse en funcionario. Así se desprende del estudio “Perspectivas de los alumnos de enseñanzas medias sobre empleabilidad futura y mercado de trabajo”, que cada año realiza la Cámara de Comercio de Sevilla y su centro universitario EUSA.

En esta sexta edición nos acerca a las perspectivas laborales de estos jóvenes, justo antes de tomar la decisión profesional más importante: qué estudiarán para ser quiénes quieran llegar a ser. Un poco más allá, este año el informe ha incidido en qué esperan los más jóvenes de su futuro profesional: qué salario creen que ganarán, cuál será la categoría laboral que alcanzarán o cuánto tiempo van a tardar en encontrar trabajo. También se han analizado sus necesidades y carencias de información sobre el mercado laboral y las diferentes formas de empleo, su actitud y creencias ante el proceso de búsqueda de empleo, el papel de las familias en la toma de decisiones, la implicación de los centros escolares en la transmisión de información y el fomento de la cultura emprendedora o sus opiniones acerca del mundo empresarial.

Sorprende que para los encuestados, los empresarios son los “trabajadores” mejor valorados, con 3,89 puntos sobre 5. Tras ellos, los funcionarios, con 3,60. Frente a estos datos, sorprendentemente, solo el 31,6% quiere ser empresario y un 42,9% preferiría ser funcionario. Los autores del estudio destacan este año la indecisión de los jóvenes al responder: un 74,6% no sabe por qué elige lo que elige. Menor responsabilidad y menor riesgo son dos de las razones más esgrimidas.

Son optimistas: un 63,3% de los encuestados cree que encontrará un empleo “en lo suyo” y un 67,4% cree que lo hará en menos de un año. Además, el 50% se ve en la cúspide del organigrama como directivo, alto cargo o por lo menos, mando intermedio. El salario que esperan ganar ha acaparado decenas de titulares en la prensa: casi la mitad, un 49,4% cree que ganará más de 1.500 euros y un 15% más: entre 2.000 y 3.000 euros. La realidad se ocupa del jarro de agua fría que despertará a estos optimistas: el sueldo medio para jóvenes menores de 25 años no llegaba a 720 euros. Menos mal que la mayoría está dispuesto a cobrar un salario menor que el mínimo interprofesional. La mejor noticia del estudio la brinda la disponibilidad a la movilidad laboral: un 86,9% haría contento las maletas para trabajar mas allá de nuestras fronteras.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here