Los “cerebros” que quieren volver

0

Cientificos en el extranjero

La falta de colaboración entre los investigadores españoles en el extranjero y las instituciones españolas es la causa principal que dificulta la adopción de un enfoque brain gain en España. “España no puede permitirse el lujo de perder contacto con los científicos españoles en el extranjero. La colaboración con nuestros investigadores en el exterior reduciría los efectos de la fuga de cerebros y mejoraría nuestra competitividad”, señala el profesor de la UDIMA e investigador principal de este proyecto, Pedro Aceituno.

La Universidad a Distancia de Madrid, UDIMA, en colaboración con el Centro de Estudios Financieros, CEF, ha presentado el trabajo de investigación “La implantación en España de un enfoque brain gain o de ganancia de cerebros científicos como instrumento de atracción de conocimiento investigador (IBGE)”. Esta iniciativa pretende articular mecanismos que favorezcan la colaboración entre España y los científicos españoles en el exterior como paso previo a la articulación de políticas generadoras de una adecuada atracción del conocimiento científico nacional e internacional.

La tesis fundamental de este proyecto parte de la base de que los científicos nacionales que realizan su actividad en otro país no suponen una pérdida definitiva de talento para el país de origen, sino que su potencial puede ser aprovechado a través de redes y de la apertura de vías de colaboración entre estos científicos y las instituciones investigadoras en sus países de origen.

Decisión de marcharse

La continuación y el progreso de la carrera investigadora es la principal causa que está detrás de la marcha de nuestros investigadores (54 %). En segundo lugar, aparece la falta de oportunidades laborales (37,5 %). La tercera causa más frecuente es la falta de reconocimiento profesional (28,2 %).

Colaboración nacional e internacional

La valoración media del grado de colaboración existente con instituciones científicas internacionales (5,7 sobre 7) es muy superior, más del doble, a la valoración media relacionada con el grado de colaboración con instituciones científicas españolas o la propia institución española de origen (2,4). En este sentido, un 56,7 % de los encuestados señala que el grado en que las instituciones españolas promueven la colaboración con los científicos españoles residentes en el extranjero es casi inexistente o nulo.

Intenciones de regreso

Respecto a las intenciones de regreso de nuestros investigadores en el extranjero, un 52,25 % quiere y no puede, lo que “proporciona un amplio margen para que las políticas de colaboración puedan actuar y surjan las nuevas oportunidades que puedan facilitar el regreso”, señala Aceituno.

Medidas para facilitar el regreso a España

El 97,7 % de los encuestados coincidieron en que “una financiación estable” sería la principal medida que impulsaría el regreso de los investigadores. En segundo lugar (94,7 %), está el hecho de contar con un salario acorde con la experiencia y conocimientos de los investigadores. El tercer factor (94 %) sería el reconocimiento profesional. Mantener el nivel de productividad científica, medidas de responsabilidad social corporativa o apoyo técnico, material y personal serían otros estímulos destacados para ese retorno.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here