“No se puede dejar a los niños solos ante Internet”

Expertos en el fenómeno del ciberacoso y del acoso escolar advirtieron el pasado 9 de marzo en la Universidad Católica de Valencia (UCV) sobre los riesgos que supone que los padres no supervisen el uso que los niños hacen de la tecnología e Internet. Así, policías, fiscales de menores y psicólogos participaron en una jornada dirigida a profesionales de la Policía Nacional y estudiantes del Grado en Criminología de la UCV.

acoso escolar

En el encuentro participó la profesora de la UCV, Ángela Serrano, codirectora del Máster Universitario en Resolución de Conflictos en el Aula de la UCV, que afirmó que “cuando un padre le da un móvil a un niño o le permite que utilice Internet sin ningún tipo de control parental, es como si le vendara los ojos y le hiciera andar por una autopista”.

En este sentido, Serrano subrayó que “la nula o escasa supervisión parental en el uso de tecnología e Internet es uno de los mayores factores de riesgo que existen para ser convertirse en víctima de ciberacoso”. “Tener el ordenador en la habitación del menor o en una habitación de uso exclusivo del mismo, es algo extremadamente peligroso”, ha alertado.

Para esta experta, otros factores de riesgo de las víctimas de acoso escolar son “la baja autoestima, la incapacidad para relacionarse con otros niños, el excesivo nerviosismo para manejar el estrés social, los rasgos físicos o culturales distintos, la discapacidad, la poca comunicación familiar, o la existencia de ley del silencio del grupo de compañeros, entre otros”.

En relación a los factores vinculados al uso de las nuevas tecnologías Serrano se refirió a la falta de habilidades sociales en el plano físico que hacen que los niños se sientan más cómodos usando las redes sociales, así como “ser descuidado, olvidadizo en los hábitos de seguridad y excesivamente confiado en el uso de las tecnologías”.

 

La labor de los juzgados y los servicios sociales 

Carlos Escrihuela, fiscal delegado de Menores de la Fiscalía Provincial de Castellón, aseguró que los menores en edad escolar que han acosado a algún compañero y pasan por los tribunales, “no vuelven a incurrir en ese delito” gracias a la intervención que se realiza sobre ellos por parte de los juzgados y Servicios Sociales, que les conciencian sobre lo que han hecho.

Asimismo, Escrihuela reconoció que las denuncias por ‘bullying’ se han incrementado progresivamente con razón del uso de las nuevas tecnologías por parte de los menores, “aunque no tanto como para calificarlo de alarma social”. Según el fiscal de menores la convivencia de los menores se ha extendido fuera del ámbito escolar hasta sus casas a través de las redes sociales, de modo que “lo que antes se dirimía en ocho horas lectivas ahora se ha ampliado a 24 horas al día”.

De la misma manera, el fiscal de menores castellonense animó a los alumnos a denunciar el acoso que pueda estar sufriendo algún compañero: “Hemos de concienciar a los menores de que no pueden callarse ante una situación así. Han de acudir al profesional del colegio en quien más confíen, sea un profesor, el jefe de estudios o el director y contarlo”.

En ese sentido, Escrihuela subrayó que, una vez llegado un caso de acoso a los tribunales, la Ley del menor es “lo suficientemente amplia y flexible” como para adaptar la resolución del conflicto a las circunstancias personales de cada menor que haya incurrido en acoso.

La policía ante el acoso escolar

En la jornada también intervinieron varios inspectores de la Jefatura Superior de Policía de la Comunitat Valenciana, que abordaron el trabajo que realizan ante el acoso escolar desde diversas perspectivas, como la intervención en entornos escolares, con menores y la investigación del ciberacoso.

Así, el inspector Luis Moreno, delegado de Participación Ciudadana de la Policía, señaló que el acoso entre menores a través del uso de soportes digitales “ha potenciado los casos y ha aumentado su gravedad”. Igualmente, se refirió a que las investigaciones digitales y de los delitos informáticos suelen ser “bastante más complejas” que las de delitos comunes.

Por otro lado, Moreno incidió en la importancia de enseñar a los estudiantes el respeto a los demás: “en la medida en que somos capaces de que los menores asimilen este concepto estamos poniendo trabas a que el acoso escolar y el ciberacoso actúe y campe como está ocurriendo en toda España”.

Con este fin el Cuerpo de Policía realiza una labor preventiva desde el año 2007, expuso el inspector, a través de charlas formativas en centros escolares a alumnos, profesores y padres.

Image Credits: Shutterstock

Entradas relacionadas

Los comentarios están cerrados.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR